Tipos de creencias y espiritualidad

Tipos de creencias y espiritualidad

Tipos de creencias

La espiritualidad es esa capacidad que tiene el ser humano para ver más allá del nacimiento, la vida y la muerte, sino que es capaz de apreciar cada instante y darle sentido a su existencia. Es esa faceta en la que se logra conectar con su “yo” interno y empieza a elegir un rumbo en el que cual pueda cumplir sus objetivos.

Se cree que la espiritualidad está netamente ligada con la religión, pero no es así, no es necesario que una persona tenga alguna creencia religiosa para poder gozar de ella. Existen otras dos formas de espiritualidad que se despegan de los creyentes religiosos, como lo son: el agnosticismo y el ateísmo, pues aunque no crean en un ser supremo creen en algo muy importante: ellos mismos. En este artículo podrá descubrir más de cerca esas tres formas de espiritualidad en los seres humanos: los creyentes, los agnósticos y los ateos.

Creyentes

Son aquellos que se caracterizan por creer en seres celestiales que se encuentran en otro plano extraterrenal. En estos la espiritualidad va de la mano con su religión, por lo que siempre buscan la conexión de ellos mismos con un ser supremo. Además, creen y tienen la convicción de que existe otra vida más allá de la muerte.

Agnósticos

Los agnósticos son aquellos que “no saben”, siempre exigen pruebas para poder creer en algo, por lo que en el aspecto religioso no están a favor, ni en contra. Es una forma de espiritualidad bastante amplia puesto que le da cabida a todo.

Ateos

Los ateos son todo lo contrario a los creyentes y más cerrados que los agnósticos, pues ellos si niegan la existencia de seres celestiales o extraterrenales. Por lo que el camino de la espiritualidad se centra en ellos mismos como seres humanos y tambien es muy efectiva para ellos.

¿Cuáles son las tres clases de espiritualidad que necesitamos en la vida?

Los seres humanos nos mantenemos en una constante lucha durante la vida, pero hay tres que son básicas e inamovibles: la lucha por mantenernos y permanecer sanos y estables, la lucha por crecer y llevar a cabo todos nuestros objetivos, y por último, la lucha contra las adversidades que se presentan en la vida que nos hacen sentir amenazados, pequeños e indefensos.

Para todas esas luchas el ser humano necesita una espiritualidad diferente para poder atacar y vencer. En este artículo podrás descubrir esas tres espiritualidades que necesitas, cada una correspondiente a una lucha.

Espiritualidad de mantenimiento

Esta es la que necesitamos para mantenernos sanos y estables. Es esta la que evita que caigamos en pedazos y nos da la fuerza para seguir adelante. A través de la espiritualidad del mantenimiento el individuo puede sentir y percibir todo, pero está preparado para ir hacia adelante y continuar con su siguiente lucha que es la del crecimiento.

Espiritualidad de ascensión

Esta espiritualidad hace que el individuo tenga un ascenso, que crezca más allá de su inmadurez, la pereza, las heridas, entre otras cosas culturales. Tiene como objetivo central que llegue hasta arriba, al tope y se pueda encontrar con ese “yo” noble, altruista, compasivo, amoroso, etc. Es la búsqueda de aquello que está oculto dentro de nuestro ser y que necesitamos descubrir para seguir el proceso de ascensión.

Espiritualidad de descensión

Esta espiritualidad es la que le permite al individuo ver las complejidades de la vida y todas las fuerzas que actúan más allá de él mismo. Es esta la que le permite comprender las depresiones de la vida, las enfermedades, el decrecer y la muerte. Le da fuerzas para poder enfrentarse al caos, la oscuridad, las fuerzas y todas las vicisitudes que se puedan presentar.

espiritualidad

Las cuatros leyes de la espiritualidad

La espiritualidad no es una religión, no es una doctrina. Es algo que va más allá de lo material y lo terrenal en el que el individuo es capaz de conectarse profundamente con su “yo” interno, lo que le permite que fluyan sus sentimientos y los pensamientos de su mente. En este artículo podrás comprender las cuatro leyes por las que se rige la espiritualidad y así empezarás a entender que las cosas siempre suceden por algo.

Las personas que llegan a tu vida siempre son las correctas

Puede que haya personas que tenga una estadía breve en nuestras vidas, algunas positivas otras no tanto. Algunas hirieron y puede que otras no, pero todas absolutamente todas fueron y son correctas para tu vida. Cada una de ellas te deja algo y se lleva algo de ti, porque es un aprendizaje recíproco, una experiencia que ambos necesitaban vivir.

Lo que sucede es la única cosa que podría haber sucedido

Todo ocurre de la manera que tiene que suceder y no existe otra manera posible, pues eso que pasó fue lo único que pudo haber pasado y eso es lo que te dejará una enseñanza, ya se negativa o positiva. Es necesario que abandonemos ese pensamiento irreal de lo que pudo haber pasado, sino extraer lo necesario de eso que pasó.

Cualquier momento en el que algo comience es el momento correcto

Todo inicia y culmina en el momento correcto. Todo lo nuevo que llega a nuestras vidas es porque lo atraemos y estamos preparados para verlo, vivirlo y disfrutarlo. Puede que dure poco o mucho, lo importante es que disfrutes todo ese tiempo sin preocupaciones.

Cuando algo termina, es porque así debía ser

No te aferres a las cosas, pues todo tiene su momento en nuestras vidas ya sea corto o largo, pero cuando llegue a su fin debes dejarlo ir. Evita atarte al pasado y corta la cadena, sigue hacia adelante, pues vendrán muchas otras cosas.

Gracias por visitar Todo ESOTERISMO. 

¡Ayúdanos compartiendo esta publicación!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Ir a la portada del sitio (Inicio)