Abadón, ¿Ángel o Demonio?

Abadón, ¿Ángel o Demonio?

Abadón

Abadón. Desde el nacimiento y hasta la muerte, nos acompaña nuestro Ángel Guardián o Ángel de la guarda, pero existen además los Ángeles y Demonios, seres contrapuestos; una dualidad, que es parte de la religión, y con ello de las leyendas, mitos y supersticiones, de diversas culturas y civilizaciones, que han representado a ambos seres en el arte: literatura, esculturas y pinturas. Existen muchos ángeles y demonios con su apariencia que los caracteriza, personalidad, habilidades y orígenes. Abadón es una figura ambivalente y polémica sobre su naturaleza celestial o demoniaca; figura importantes y enigmática en la religión cristiana de Occidente; todo un misterio…

No hay que confundir; en el Antiguo Testamento se hace referencia a un abismo insondable, generalmente relacionado al mundo de los muertos, el Sheol (שאול = sheol).​ En el libro del Apocalipsis,  Abadón es el nombre del ángel del que hablamos, descrito ahí como el rey de un ejército de langostas (nombre que da San Juan en el apocalipsis) y según estudiosos bíblicos y demonólogos, es el destructor jefe de los demonios de la 7ª jerarquía. Abadón significa en hebreo: Destrucción o Perdición, por eso el “alias” de Abadón es: El Destructor, también llamado “Abadón el Exterminador” o ángel exterminador.

En el Apocalipsis del Nuevo Testamento, Abadón es considerado un Ángel del fondo del abismo, llamado también Apollyon. Por lo anterior existen en la religión, confusiones sobre si es o no una entidad maligna o malévola dentro del bando celestial, es decir, hay confusión de si Abadón es un demonio o un ángel.

La historia del “Gran señor Abbadon” a quien se le conoce como el Dios implacable es triste al ser un ángel caído que ahora representa la muerte y la destrucción y que habita en el infierno, donde es jefe de los demonios. Abadón inspira la anarquía en los gobernantes y propicia, en la angeología, el caos mundial.

abadón

En la religión cristiana los demonios son Ángeles Caídos, desterrados del Cielo al rebelarse contra Dios o bien por desobedecer sus mandamientos casi siempre por culpa de la vanidad, el ego o el poder. Los demonios son entonces, al final de cuentas, también ángeles de Dios. En la biblia se asegura que Abadón cayó del cielo… abrió con llaves la puerta del abismo. Abadón para muchos, podría llegar a ser Lucifer, Demonio Supremo, aunque en la religión no hay claridad sobre ello ni se asegura la idea.

A Abadón se le atribuye la culpa de haber desatado la plaga de langostas que azotaron y afectaron a Egipto en épocas de Moisés, suceso que afectó 5 meses a todos los que no fueran servidores de Dios.

También se escribe: Abaddon

Ángeles y demonios tienen relación casi simbiótica. ¿Es Abadón un demonio o un ángel?

¿Tú que opinas o qué sabes? Ayúdanos comentando y compartiendo.

Este caso es muy similar al del ángel Metatrón quien guarda un misterio grande sobre su naturaleza velestial o maligna.

> Conoce a tu ángel de la guarda <

COMPARTIR:


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Ir a la portada del sitio (Inicio)