Controlar los sueños

Controlar los sueños

Soñar y darnos cuenta adentro del sueño de que soñamos, es algo que alguna vez nos ha sucedido casi a todos; la experiencia suele ser más común en niños. Los sueños lúcidos son en los que tenemos conciencia de estar soñando; ser capaces distinguir el sueño y además poder controlar el sueño, es un gran avance que no todos experimentan; se logra con ellos interactuar y a veces manejar el sueño a voluntad. No es fácil poder controlar los sueños, pues se requiere de un proceso, pero es posible. ¿Te imaginas poder decidir que soñar o a hacia donde ir en el sueño? Tal vez ya hayas leído nuestro artículo especial de viajes astrales, y te darás cuenta que el controlar sueños, es posible realizando este tipo de viaje que se vuelve una experiencia maravillosa en el mundo onírico. Nuestra psique puede entrenarse para lograr controlar los sueños. ¿Estas listo para descubrir cómo?

¿Cómo controlar los sueños?

El control de los sueños está comprobado científicamente desde hace décadas con los experimentos de Alan Worsey (Gran Bretaña) y Stephen LaBerge en (California), investigadores que evidenciaron la existencia del llamado sueño lúcido provocando deliberadamente a voluntad, que los sueños puedan controlarse. Se demostró que comunicarse desde el sueño con el exterior o la realidad fuera del sueño, es posible ya que mientras dormían enviaban señales (antes pactadas con movimiento de ojos o respiración). Los durmientes se comunicaban estando dormidos, pero conscientes de estarlo, enviando esas señales. Se comprobó que estaban en estado delta de sueño profundo, (se hicieron también experimentos sobre el estado alfa) pero el primero es mas importante ya que se generan ante un estado de sueño profundo . ¡Es posible actuar conscientemente en los sueños! ¿Cómo podemos controlar los sueños? Sigue leyendo…

El Sueño Lúcido y recordar los sueños

Quienes quieren experimentar este fenómeno y recordar los sueños pueden hacerlo; para unos es más complicado que para otros; a unos les basta con tener solo la intención de recordarlos siendo conscientes al acostarse de lo que su voluntad desea dirigir. Si eso no basta, podemos llevar un proceso de diario de sueños para anotar todo cuando despertamos.

diario sueños

Para recordar los sueños sirve también hacerse la pregunta: ¿Qué es lo que he soñado? al despertar. Enfócate en que sea tu primer pensamiento cada vez que despiertes, al igual que el decreto antes de acostarse sea: “Voy a recordar lo que sueñe”. Tampoco se puede decir que esto se logra de un día para otro, pero intentarlo continuamente ayudará a poder recordar lo soñado. Para poder controlar el sueño, es imprescindible poder recordarlo; esa es la magia del poder de los sueños lúcidos. Pero bueno una cosa es poder recordar los sueños y otra muy distinta tener el control; buenas noticias, también ¡podemos controlar los sueños!

¿Cómo tener un Sueño Lúcido?

Técnicas para tener sueños lúcidos por inducción o a voluntad.

Cuando en un sueño común, podemos darnos cuenta de que estamos dormidos y  soñando, se entra en un estado de lucidez, al cual se le denomina: DILD (Dream Induced Lucid Dreams) por sus siglas en inglés; en español: “Sueño lúcido inducido“. A veces se da sin desearlo o quererlo y resulta extraño para quien sueña, pero nuestra misión es que sea provocado, en el tema que nos interesa.

Para inducir sueños hay que practicar primero que nada el ejercicio de recordar los sueños al despertar. No te levantes con prisas y recuerda lo soñado. Si deseas tener sueños lúcidos, se recomienda anotar en un papel qué es lo que deseas hacer cuando tengas la lucidez del sueño, luego acuéstate a dormir y piensa firmemente “lograré darme cuenta de estar soñando”. El decreto bastará, con la práctica, el hecho de lograr la noción y el control onírico. Estemos atentos a las señales en los sueños, porque muchas veces hay menajes ocultos.

El sueño lúcido, sueño recordado y realidad

En los sueños pasan cosas muy extrañas, cosas que, por sentido común, deberían delatarnos que estamos soñando… Pero muchas veces aún con eso, no nos damos cuenta. Lo inverosímil por lo general se torna plausible y creemos que son realidad. Despiertos, nuestro cerebro es capaz de programarse para entender que estamos viviendo una realidad y lo mismo pasa si deseamos hacer que se programe para darse cuenta del estado de sueño. Hay que evidenciar con pregunta cuando estamos despiertos, que lo estamos y cuando estamos dormidos lo mismo, para decirle a nuestro cerebro cuándo estamos en qué estado. Hay un punto en que luego de hacerlo (aunque parezca una tontería obvia) nos sorprenderemos de que en sueño, nos hacemos la pregunta de si estamos despiertos o soñando y nos percataremos de que es lo segundo. La realidad es contundente y sabemos darnos cuenta de que no es un sueño, pero cuando estamos soñando el proceso no es tan automático. Al dudar sobre la respuesta, se genera la pauta de puede ser un sueño, en la realidad es inmediato el saber que no.

Pruebas para saber si estás soñando o despierto

No es una falacia, puedes decretar y lograr hacer las pruebas cuando duermes, si le pides y programas al cerebro hacerlo; no siempre funcionará y sobre todo no al principio, pero poco a poco se logra.

Intenta alguna de las siguientes acciones: atravesar la palma de la mano con un dedo de la otra mano, volar, mirar el borde o contorno de los objetos (si son borrosos se trata de un sueño), atravesar una pared o cuerpo sólido, aparecer algo por arte de magia, etc.  Obvio se trata de pruebas que no puedes hacer en la realidad, solo en el estado del sueño; al hacerlo y darnos cuenta de que soñamos, aumentará nuestra lucidez, para luego poco a poco controlar conscientemente los sueños. Los sueños lúcidos aumentan poco a poco así como el control sobre ellos.

Controlando los sueños a voluntad

Debe existir un propósito en los sueños lúcidos cuando se va a dormir. ¿qué desea lograr cuando tenga un sueño lúcido?, ¿A dónde ir o qué hacer? Las posibilidades son infinitas. Aprovecha el experimentar cosas que no puedes hacer en la realidad, como: encontrarte con un ser querido que ya ha fallecido, poder volar, visitar otros países o mundos, atraviesa paredes, mueve objetos con el poder de la mente, haz magia, ¡Viaja en el sueño! Cuando lo logres, al despertar, escribe en tu diario de sueños lo que soñaste y qué tanto lograste decidir qué hacer en el sueño. ¿Se logró alguno de los propósitos? El viaje astral estaría por llegar muy probablemente si deseamos desplazarnos a otros lugares en sueños, pero incluso que existan en la realidad; dicen que se traspasan fronteras, dimensiones. Hay quienes han tenido desdoblamientos astrales y han logrado ir sin su cuerpo físico, en un sueño, a otros lugares y ser capaces de percibir la realidad que ahí acontece mientras ellos duermen; estos experimentos han sido sorprendentes y verificables. ¿Te imaginas poder lograrlo? Pocos lo hacen.

Controlar el sueño, la clave de cómo hacerlo

¿Por qué resulta importante la pregunta continua de: “estoy soñando o despierto“? Para algunos parecerá una tontería pero no lo es; de esta forma acostumbramos al cerebro el hacerse esa pregunta durante un tiempo y llegará un momento donde por fin haya un tipo de “click mágico” que logremos hacérnosla durante el sueño… si la pregunta llega mientras dormimos, tu consciente e inconsciente se mezclarán y es un hecho que te percatarás de que estás soñando, por varias señales que se presentarán (siempre hay cosas que en la realidad no suceden). ¡Es entonces cuando será importante recordar que dentro del sueño supiste que estabas soñando! (¿Te das cuenta cómo van de la mano y es importante recordar los sueños para poderlos controlar? Por ello hay que practicar ambas cosas). Luego de sucedido ese primer momento mágico en el sueño, te será más fácil hacerlo y cada vez con mayor frecuencia. Entonces podrás ir decidiendo qué quieres hacer en tu sueño y controlar el subconsciente o inconsciente y disfrutando lo maravillosa que te resultará la experiencia.

Volvemos al punto de que para poder manejar el sueño lúcido, debemos ser capaces de recordar los sueños. Haz un esfuerzo por cerrar los ojos y concentrarte cada vez que despiertes, para intentar recordar… Siempre sucede que nos acordamos de algo y ese “algo” nos lleva a otra cosa, y así se va armando el rompecabezas. Es cuestión de tener paciencia para ir recordarnos, concentrarnos en ello sin pensar en qué vamos a desayunar o qué tenemos que hacer a primeras horas del día. Da unos minutos a este trabajo y tal vez logres recordar la mayor parte del sueño o últimos sueños o incluso completarlo  en tu memoria en su totalidad. Será muy gratificante hacerlo. Si deseas puedes intentar descifrar señales o mensajes, pero ese es otro asunto que tratamos en otro artículo esotérico.

Ya que hayas aprendido y practicado el hecho de poder recordar lo soñado, podrás entonces hacerte la pregunta (diario) de si estás despierto o soñando en la vida real, aunque sepas que la respuesta es la primera por obvias razones, hasta que en lo sueños empieza a presentarse también esa pregunta y ahí es cuando surge la capacidad de poder controlar lo desconocido, lo que pensamos que sería imposible; llega entonces el mágico sueño lúcido y con él, la aventura de poder decidir qué soñar o qué evitar soñar.

 

misterio sueño

A veces, aunque seamos conscientes y se desee controlar ele sueño, no seremos capaces del todo, pero no pasa nada. La persistencia te ayudará a llegar cada vez más lejos. Aumenta tu control dando órdenes en voz alta con mucha fe. Repite: “Este es mi sueño y yo tengo el control” y así será.

¿Has logrado recordar un sueño o tener el control de tus sueños lucidos?
Cuéntanos con un comentario.

Te recomendamos leer: Viajes astrales

Gracias por visitar Todo Esoterismo. ¡Comparte en redes sociales!

Comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Ir a la portada del sitio (Inicio)