La energía del cuerpo

La energía del cuerpo

El cuerpo y la energía: cómo afectan biológicamente

Somos seres diseñados por campos energéticos y vibraciones. Muchas de las razones por las cuales a veces nos sentimos mal o enfermos, se deben a los conflictos entre los campos de los cuales no tenemos una visión tangente, y uno de estos es la consciencia.

Mente sana, cuerpo sano

Una persona que no mantenga una consciencia limpia, al igual que una mente sin pensamientos negativos, solo tendrá una cantidad de atracciones de elementos que no favorecen sus valores energéticos.

Uno de los principales medios por los que debemos aprender a sanar es a través de la depuración de nuestra energía, y es una de las primeras lecciones que nos muestra la doctrina del esoterismo: eliminar las fricciones o conflictos de los campos energéticos permite un flujo más libre de todas las energías, tanto negativas como positivas. En esto se fundamenta la bioenergética, la cual –en caso de ser negativa- nos afecta a nivel corporal, causando enfermedades.

Somos energía

Todo lo que nos rodea, constantemente, es energía representada bajo diversos patrones y frecuencias. Al ser la materia más densa, es menor la frecuencia de la vibración energética como también al revés: al ser más sutil la materia es mayor la frecuencia energética. Este tipo de energías no es visible al ojo humano: la tristeza, la felicidad y las molestias están compuestas por un patrón energético individual. En el caso de la tristeza la energía es más sutil, mientras que en el caso de las molestias la energía es más violenta.

esoterismo

El cuerpo humano se forma principalmente de energías, y las enfermedades que más sentimos o sufrimos se presentan mayormente a través del campo energético de cada organismo. Un gran porcentaje de las dolencias es de tipo psicosomático: comienzan desde los sentimientos, los cuales mientras más negativos sean nos agotan y nos conducen a sentirnos mal –como la ansiedad o la tristeza– manifestándose finalmente como molestias corporales, iniciando un proceso de somatización.

Es por esto que debemos estar atentos a las señales que nos da nuestro cuerpo. A veces podemos pensar que una gripe es sólo una gripe, pero los resfriados –según múltiples estudios- han demostrado ser manifestaciones de grandes tristezas, por lo cual para mantener nuestros cuerpos sanos primero es necesario sanar nuestras mentes y depurar nuestras energías.

esoterismo
Comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Ir a la portada del sitio (Inicio)