Simbología de las luciérnagas

Simbología de las luciérnagas

    En muchas ocasiones se escucha que las luciérnagas son sinónimo de felicidad, asombro, descubrimiento o se le asigna la responsabilidad de guía entre la penumbra y dificultad, como aporte o regalo de la madre naturaleza a las almas perdidas, desorientas y tristes que necesitan un impulso para salir de su enredo e incesante desesperación.

    Se dice que iluminan hasta el más oscuro túnel, y son el punto blanco de su interior, representando la salida, por lo tanto, la liberación.

Símbolo del mundo espiritual

    Las luciérnagas son insectos que emiten una luz bioluminiscente, y se pueden encontrar en lugares pantanosos, boscosos, bosques o áreas húmedas, donde se suele comentar que rondan almas en pena, o en la noche muestran un peligro grave, sin embargo, son exactamente estos lugares que se transforman en un sitio totalmente espiritual a la luz de estas criaturas de luz.

    Su aporte lumínico y aspecto solemne, ordinario e inspirador sólo se muestra a relucir por la noche, mientras que de día son severamente minimizados o despreciados.

    Se dice que son el portal para los espíritus, por ello se determina su grado de belleza y sorprendente nostalgia, además que le dan significado a la frase “las cosas no son siempre lo que parecen”

Papel significativo en Japón

    En la sociedad japonés son valorados y apreciados a mayor escala que en cualquier parte del mundo, y son tomadas como una de las metáforas más importantes del amor, la pasión y poesía de alto nivel.

    Se cree que sus luces son parte del aporte o la marca que dejaron los soldados muertos en guerra por defender a la nación hace años atrás.

   Existen una variedad de diferentes canciones que son compuestas para eventos importantes en la cultura japonés, como en las ceremonias de graduación, de clausura de eventos, despedida formal o casual, y fin de año, también suele tocarse melodías representativas de estos insectos en temporadas del año como invierno y noches de verano.

    Las frases más reconocidas que hacen referencia a las luciérnagas son: Hotaru no Hikari (La luz de la luciérnaga), Keisetsu-jidadi (La era de la luciérnaga y la nieve), Keisetsu no kou (Los frutos del estudio diligente), Hotaru-zoku (Tribu de luciérnagas), Hotaru no Haka (La tumba de las luciérnagas).

Símbolo y amuleto de magia

    Sin duda alguna las luciérnagas representan una vida digna y mágica desde el más allá relacionada o vinculada fuertemente a este mundo, mostrando un nuevo sentido a la vida, otorgándole maravilla a la cotidianidad y valor, maximizando recuerdos de la juventud e inocencia, mayormente resultando en nostalgia.

    Mostrándonos o guiándonos a una Tierra de ensueño, paisajes utópicos junto a los perdidos o familiares arrebatados, y de manera simple, natural y totalmente permisible.

Señal de posibilidades y esperanza

    Si en una noche fría, ocupada o estresada, una luciérnaga se te posa o presenta, debes recordar que te está manifestando que, o bien vas por buen camino y no debes desanimarte, sino seguir y tomar un break para recordar lo bien que podrías estar haciéndolo, también simboliza esperanza y fervor en las propuestas que te propongas, en la cual, seguramente, algún familiar te esté apoyando desde el más allá.

esoterismo
Comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Ir a la portada del sitio (Inicio)