Tabacomancia o cómo leer el cigarro

Tabacomancia o cómo leer el cigarro

La tabacomancia es una práctica de adivinación en el cual se realiza una lectura del tabaco o cigarro mediante sus cenizas, humo y cerillas. Desde hace años y en diferentes culturas, el humo ha estado asociado a rituales y adivinación (aunque este no provenía obligatoriamente de un puro o cigarrillo). En muchas civilizaciones fue utilizado en rituales de protección; mientras que en otras tenía la función de adivinar acontecimientos del presente, pasado y futuro.

Aunque no se conoce el origen exacto de esta mancia (palabra en griego que significa adivinación), se sabe que está ligada a las culturas afroamericanas, principalmente.

En Latinoamérica, Cuba es el país donde más se practica la tabacomancia, donde se destaca la conocida referencia de la figura de la mujer de color con un pañuelos sobre su cabeza.

¿Cómo funciona la tabacomancia?

La persona encargada de realizar la lectura debe interpretar las señales que el tabaco o cigarrillo le presenta. Estas pueden aparecer tanto en el humo, como en la cenizas o coronilla.

Existen diversas maneras de ejecutar la práctica o leer el cigarro (o puro). Es posible que en algunos casos el que fume el puro o cigarrillo es el que pregunta, el que realiza la lectura o ambos (ya sea ambas personas o la misma en caso de hacerlo en solitario). Incluso, en algunas ocasiones se utiliza una especie de “filtro” para prevenir el impacto en la salud (para los que no fuman).

Antes de empezar una sesión de lectura de tabaco, es importante preparar el mismo. Según las creencias de cada persona y el practicante en cuestión, la forma de hacerlo puede variar. Sin embargo, en caso de ser creyente de la religión católica, se realiza según estas indicaciones:

  • Primero es necesario santificar el tabaco. Para ello, se recomienda rezar un avemaría y un padrenuestro.
  • Luego deberá encomendarse a seres de luz para que puedan guiar este proceso de la manera correcta.
  • En el tercer paso, hay que mencionar algunos detalles de la persona a la que se hará la lectura (ya sea otro individuo o uno mismo). Bastaría con el nombre y la fecha de su nacimiento.
  • Finalmente, ya el tabaco está preparado para ser encendido.

lectura del tabaco

Consejos para leer el tabaco

Es importante destacar ciertos aspectos con respecto a leer el cigarro, los cuales serán de gran ayuda para realizar la práctica.

  • El ritual previo no es obligatorio. Muchas personas practican la tabacomancia sin necesidad de hacer rituales; mientras que otras prefieren prepararse espiritualmente, como por ejemplo, estando de ayuna o preparar el lugar donde se hará la consulta (prender inciensos o velas / veladoras para una mejor lectura).
  • Se recomienda no hacer más de una lectura de tabaco al día en relación a un mismo tema o propósito, ya que se puede prestar a confusión. Algunas personas esperan hasta una semana de por medio entre cada sesión.
  • Debido a que las respuestas pueden surgir de diferentes maneras, es importante prestar mucha atención. Al principio puede ser difícil, pero con constancia y paciencia será posible interpretar las señales con mayor facilidad. Es posible obtener respuestas provenientes del sabor, forma, tonalidad y humo del tabaco. Sin embargo, la forma más usual de interpretar el cigarro, humo o la quemada del tabaco, es través de la intuición, dando un significado a los dibujos o formas que se van haciendo en el papel al quemarse.
  • Según la persona, el tabaco o cigarro puede ser encendido o fumado de diferentes formas. Cada quien enciende, agarra e interpreta el tabaco a su manera.

Aprender a practicar la lectura del cigarro

Teniendo en cuenta el ritual de preparación y los factores mencionados anteriormente, es posible practicar esta mancia por uno mismo. Básicamente la práctica consiste en aprender a interpretar las señales que vayan apareciendo; por lo que a continuación mostraremos algunos de los significados más comunes.

Al leer el cigarro o tabaco, primero se empieza por la punta del mismo (conocida también bajo el nombre de “cabeza”, “corona” o “coronilla”). En este punto se pueden identificar varias señales con distintos significados, como por ejemplo:

Señales, tomas y símbolos para significados al leer el tabaco

  • Si al practicar la lectura del tabaco la ceniza es demasiado blanca, se interpreta como como una señal positiva o negativa en relación al amor.
  • En caso de tener presente algunas partes oscuras (aunque siendo minoría con respecto a las blancas), se hace énfasis en problemas provenientes de separaciones, rumores, malas experiencias y resentimiento.
  • Si en el tabaco se observa mayores partes negras, entonces podría estar indicando algo acerca de un luto y problemas en relaciones sociales o financieros (comúnmente se trata de deudas).
  • Una parte negra formada en la parte baja del tabaco tiene relación con sentimientos negativos provenientes de un luto o una fuerte tristeza; mientras que si ésta es blanca, su interpretación tiene que ver con la buena fortuna.
  • Si se forma un borde blanco, significa que se habla de aspectos positivos en cuanto al amor, la vida o la salud de la persona.

Seguramente te interesará leer una de las mancias más famosas y usadas en la adivinación: la Quiromancia, que es más usual que la lectura del cigarro. Te recomendamos leer: lectura de manos.

lectura del cigarro

Otras interpretaciones de la lectura del tabaco.

Además de los significados mostrados anteriormente, existe una infinidad de interpretaciones que pueden hacerse al continuar con la lectura del cigarro. Entre ellos encontramos algunos de los más conocidos:

  • Rayas en zigzag: significa que se está hablando sobre uno o varios fracasos en diferentes ámbitos.
  • Raya negra o blanca: en el primer caso, se habla de una enfermedad grave, gastos o que se atravesará por un período difícil; mientras que en el segundo, se refiere a un período estable en todos los aspectos.
  • Puntos rojos o blancos: si son rojos, el tabaco está hablando de alguna desilusión y blancos se refiere a suerte en el ámbito económico.
  • Escamas grises o blancas: las grises se interpretan como problemas de salud leves o períodos de tristeza. Las blancas como la llegada de algo bueno, normalmente ligado al amor.
  • El estado de la ceniza: si la ceniza se mantiene, se refiere a felicidad o sueños cumplidos. Si se tuerce, es interpretado como mala suerte y si se cae, se trata de dudas o inciertos con respecto a lo consultado.

Muchas veces si existen figuras detalladas se interpretan tal cual; es decir la forma de una silueta humana, puede aparentar incluso ser hombre o mujer y hablarnos de alguien cercano. A veces aparecen en el cigarro o ceniza, figuras de objetos que tienen que ver con la respuesta o incluso iniciales (ya sea de un mensaje o del nombre de una persona).

En conclusión, aprender a leer el cigarro es posible si se sabe cómo interpretarlo. Lograrlo puede tomar un tiempo, por lo que solo experimentado constantemente se pueden obtener resultados positivos. No obstante, siempre existe la posibilidad de acudir a una persona especializada en el tema.

¿Te han leído o has leído el tabaco? Comparte tu experiencia con un mensaje y comparte.

esoterismo
Comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Ir a la portada del sitio (Inicio)